EL CONGRESO DE LA UNIÓN

Opinión: ¿Qué alianzas vendrán con la próxima Legislatura?

Print Comments

Por Fernando Dworak  @FernandoDworak
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: Fernando Dworak es licenciado en Ciencia Política por el ITAM y maestro en Estudios Legislativos por la Universidad de Hull, Reino Unido. Ha sido asesor y secretario técnico de la Comisión de Participación Ciudadana de la LVI Legislatura, y director de Estudios Legislativos de la Secretaría de Gobernación. Es coautor del libro "El legislador a examen", y consultor político en los sectores público y privado.


A pesar de las expectativas y proyecciones que se hicieron durante los meses de campaña, las elecciones del primero de julio volvieron a arrojar un Congreso dividido. Esto significa que Enrique Peña Nieto tendrá que negociar con otros partidos políticos su agenda.

Por otra parte el candidato ganador ha estado declarando ante los medios que su primera prioridad será sacar adelante las reformas conocidas como “estructurales” en materia laboral, hacendaria, energética y de seguridad social.

Sin embargo, se ha cubierto en salud: suele añadir que si éstas no salen no hay problema, pues impulsará otras políticas.

Considerando lo anterior se hará aquí un ejercicio de prospectiva sobre cómo arrancará la LXII Legislatura (2012-2015), con base en dos aspectos: las posibles coaliciones y el estado de los grupos parlamentarios.

POSIBLES COALICIONES

Las tablas 1 y 2 muestran los resultados que presentó hace unos días el Instituto Federal Electoral sobre los equilibrios de fuerzas en las cámaras del Congreso. Es posible que los números cambien de aquí a septiembre, pues algunas elecciones pueden ser impugnadas.

Tabla 1. Fuerzas políticas en la Cámara de Diputados

Partido 

Mayoría Relativa 

Representación Proporcional 

Total 

% 

PRI

157   

50 

207 

41.4 

PAN 

52

62 

114 

22.8 

PRD 

57 

44 

101 

20.2 

PVEM 

19 

14 

33 

6.6 

PT 

11 

19 

3.8 

MC 

16 

3.2 

Panal 

10 

10 

2.0 

Total 

300 

200 

500 

100 

 

Incluso sería posible que algún grupo parlamentario coopte por convicción u otros medios a legisladores de otros partidos, con el fin de fabricar una mayoría –algo muy común, especialmente en congresos locales. Sin embargo se hará la proyección con los datos disponibles.

Cabe hacer una aclaración sobre el equilibrio de fuerzas del Senado, en el sentido de lo que se comentó respecto a la cooptación de legisladores. De acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso, se necesitan 5 diputados o senadores para conformar un grupo parlamentario.

Tabla 2. Fuerzas políticas en el Senado

Partido 

Mayoría Relativa 

Representación Proporcional 

Total 

% 

PRI

41   

11 

52 

40.6 

PAN 

29

38 

29.7 

PRD 

16 

22 

17.2 

PVEM 

7.0 

PT 

3.1 

MC 

1.6 

Panal 

0.8 

Total 

96 

32 

128 

100 

 

Esto implica no solamente la participación en el órgano de gobierno (Junta de Coordinación Política), sino tener derecho a prerrogativas como recursos, buenas oficinas y asientos en comisiones. Es decir, todos tienen incentivo para estar en uno.

El problema es que ni el Partido del Trabajo (PT), ni el Movimiento Ciudadano ni el Partido Nueva Alianza (Panal) reúnen ese número en la Cámara Alta.

¿Cuál ha sido la solución para los partidos de izquierda? Que el PRD “done” generosamente a los legisladores necesarios para cubrir esta carencia. Ejemplo de ello fue el cambio de la senadora Rosario Ibarra de Piedra del partido amarillo al PT durante la actual LXI Legislatura (2009-2012). Eso implica un compromiso de lealtad y cohesión para ambas partes.

¿Qué pasará en el caso de Mónica Arriola Gordillo, quien fue electa senadora por la vía plurinominal? Buena pregunta, pero las quinielas van en torno a que se integra al PRI o al PVEM.

Por otra parte el equilibrio de fuerzas no implica que las votaciones sean siempre predecibles. Es más, casi nunca se encuentran todos los legisladores en el Pleno.

De esa forma un partido puede tener en algún momento ventaja sobre otro en alguna ronda. Pero esa es responsabilidad de los coordinadores de los grupos parlamentarios y su capacidad para mantener a sus compañeros en un mismo lugar.

Dicho lo anterior entremos en materia. En la Cámara de Diputados el PRI, PVEM y Panal juntan 250 legisladores: el 50%. Estos mismos partidos juntan 62 senadores en la colegisladora: 48.43%. Es decir, y salvo que pase algo de aquí a septiembre, no tienen la capacidad para reformar las leyes por sí solos.

Se pueden establecer tres escenarios:

1. Coalición de izquierda. Esto significa tanto que el PRI decida impulsar reformas que protejan e incluso fortalezcan los intereses corporativos de su partido como que el PRD decida colaborar con el partido del presidente –algo que no parece muy viable si López Obrador sigue como líder de facto de un importante sector del sol azteca.

Esto daría 77.2% de la Cámara de Diputados y 70.31% del Senado, asumiendo la colaboración del PT y Movimiento Ciudadano. Si bien es probable no vaya a correr muchos riesgos frente a sus propias bases (y quizás no tenga mucha capacidad para ello, como se verá más adelante), tampoco se esperaría (y nadie parecería promover) una serie de reformas de este perfil.

2. Coalición liberal. Bajo este escenario el PRI impulsaría reformas más osadas en cuanto a mayor apertura y competitividad con la colaboración del PAN, con quien compartiría esta agenda.

Esto daría 72.8% de la Cámara de Diputados y 85.93% del Senado. Problemas: que el PAN eleve demasiado sus costos de negociación o que no sea lo suficientemente cohesivo.

3. Coaliciones ad hoc. El PRI necesita, además del PVEM y del Panal, un diputado y tres senadores con el fin de tener la mitad más uno para aprobar leyes, los cuales cooptaría o recurriría de manera casuística.

Podría además negociar diversas reformas con miembros de los otros partidos si desease reformar la Constitución.

Sin embargo, y aunque es factible que pueda impulsar de esta forma su agenda legislativa en cuanto a normas secundarias, es poco probable que pueda impulsar cambios a la Carta Magna si el PAN y PRD logran mantenerse cohesivos.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario