MIGUEL CARBONELL

5 tareas urgentes para el nuevo Congreso

Print Comments

Por Miguel Carbonell  @MiguelCarbonell
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: Miguel Carbonell es investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su cuenta de Twitter tiene más de 81,269 seguidores. Su sitio web es www.miguelcarbonell.com


La legislatura del Congreso de la Unión que da inicio este 1 de septiembre se encontrará con una larga lista de asuntos pendientes, muchos de los cuales requiere de atención urgente por lo cual deberán quedar aprobados a la mayor brevedad posible. Algunos vienen de las anteriores legislaturas y otros son producto de las promesas realizadas en la campaña electoral de este mismo año. Lo importante es que la ciudadanía y los medios de comunicación les insistan a los legisladores, para que se evite una situación de parálisis y falta de respuesta que nos perjudicaría a todos.

Sería imposible hacer una lista completa, pero entre los temas que deben ser atendidos con urgencia están los siguientes:

1. Nueva ley de amparo. La Constitución mexicana ordenó que la nueva Ley de Amparo estuviera expedida y funcionando desde el pasado 4 de octubre. Ya llevamos casi un año sin la nueva ley, lo que ha dejado incompleta a la reforma constitucional que sentó las bases de un moderno y más eficaz juicio de amparo. Urge la atención de nuestros representantes para que el nuevo amparo mexicano pueda funcionar a plenitud.

2. Nuevo Código Federal de Procedimientos Penales. Una importante reforma constitucional del año 2008 sentó las bases para la transformación radical de todo el procedimiento penal mexicano. En varias entidades federativas el nuevo sistema ya funciona, pero a nivel federal no se han dado ni siquiera los primeros pasos. Urge que se apruebe el código federal, para poder tener juicios orales e investigaciones criminales más modernas para el año 2016, fecha límite para que el nuevo sistema funcione en todo el país.

3. Nuevo marco jurídico para combatir la corrupción. Los principales candidatos en la campaña electoral pasada coincidieron con millones de mexicanos que claman porque se termine con el inaceptable grado de corrupción que tenemos. Los datos disponibles demuestran que ha habido un claro retroceso en los años recientes y para remontarlo es imprescindible hacer varias mejoras a nuestro ordenamiento jurídico, como un paso más de entre los muchos que se deben dar para atender el problema de la corrupción. Lo deseable sería crear una Comisión Nacional Anticorrupción al más alto nivel y con completa autonomía para hacer su trabajo.

4. Reforma laboral. México está enfrentando una dura competencia económica proveniente de países asiáticos y de algunos de América Latina (como Brasil); es imprescindible que mejoremos nuestros niveles de competitividad teniendo un mercado laboral atractivo para la inversión y respetuoso de los derechos de los trabajadores. Hoy no lo tenemos. Urge también una reforma laboral completa.

5. Reforma energética. Casi nadie defiende la idea de no cambiar nada en materia del régimen jurídico de las fuentes de energía que necesita el país para desarrollarse y generar ingresos para el presupuesto público. Tenemos que emprender reformas no solamente para mejorar el funcionamiento de Pemex, sino también para pensar a fondo y ofrecer buenas respuestas en el tema de la energía eólica, de la eléctrica y de la que proviene del gas natural. Son áreas que requieren de visiones modernas y no dogmáticas ni reaccionarias. Es necesario evolucionar para que el país no se nos quede atrás.

Por todas esas razones y muchas otras, es que urge que nuestros legisladores se pongan a trabajar y que les recordemos una y otra vez que están ahí para servirnos, no solo para cobrar indolentemente sus sustanciosas dietas.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario