ANÁLISIS

¿Qué son y para qué sirven las comisiones en el Congreso?

Print Comments

Por Maricarmen Nava  @MaricarmenNava
   0 Comentarios

NOTA DEL EDITOR: María del Carmen Nava Polina es licenciada en Ciencia Política por el ITAM y especialista en métrica congresional, transparencia, rendición de cuentas y partidos políticos. Es directora de Visión Legislativa, S. C.

 


 

Ambas cámaras del Congreso de la Unión tienen que definir antes de que termine el mes de septiembre la integración de las comisiones ordinarias, que son las encargadas de dictaminar iniciativas de ley.

El actual sistema mexicano de comisiones legislativas tiene tan sólo 15 años de contar con reglas parlamentarias de funcionamiento.

Pero, ¿desde cuándo existen las comisiones? ¿Cuál es su principal tarea? ¿Cuántas son? ¿Cómo se integran?

EL ORIGEN

Prácticamente todos los congresos del mundo utilizan un sistema de delegación basado en comisiones, las cuales son un subconjunto de legisladores cuyo objetivo es la resolución de los asuntos que el Pleno y las leyes respectivas les asignan.

La estabilidad y la independencia de estos paneles especializados para la discusión y el análisis de iniciativas son indispensables para el desarrollo y especialización del trabajo legislativo.

El primer Reglamento del Congreso fue el de 1857; entonces existían en la Cámara de Diputados 27 comisiones permanentes, las cuales no funcionaban durante los periodos de receso.

En 1934 comenzaron a trabajar sin interrupción las comisiones de Administración, la Inspectora y las Secciones de Gran Jurado.

Posteriormente, a partir de octubre de 1966, con la reforma al artículo 88 del Reglamento del Congreso, se estableció que las comisiones en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República funcionen durante los periodos de receso.

Con 46 años de trabajo legislativo ininterrumpido, se vuelve indispensable conocer el trabajo de las comisiones para monitorear sus alcances y resultados.

15 AÑOS CON REGLAS

Antes de 1997 no existían reglas de funcionamiento del sistema de comisiones.

La LVII Legislatura (1997-2000) fue un parteaguas para el Poder Legislativo en México; al ser la primera vez en la que ningún grupo parlamentario contaba con mayoría absoluta, se replantearon entonces los órganos de gobierno como la Gran Comisión.

En este periodo se establecieron reglas para la integración del orden del día de las sesiones y se creó la institucionalidad de la Mesa Directiva de ambas cámaras, ya que anteriormente la integración de estos órganos parlamentarios cambiaba cada mes.

El primer Acuerdo Parlamentario de organización de comisiones en la Cámara de Diputados, estableció que éstas se integraran proporcionalmente al peso de los grupos parlamentarios en el Pleno, que sus presidentes tendrían que convocar con anticipación a sesionar a sus integrantes y se dio lugar a su organización a partir de una junta directiva.

En 1997, también se estableció un piso de presupuesto para la asesoría en comisiones y se eliminaron los bonos discrecionales que anteriormente se distribuían a sus presidentes.

EL REPARTO

De acuerdo a la Ley Orgánica del Congreso General, las comisiones ordinarias en la Cámara de Diputados son 40 y en el Senado de la República son 30.

En San Lázaro, cada una de las comisiones debe ser integrada durante el primer mes de la Legislatura por un máximo de 30 diputados, para quienes el encargo durará por todo el trienio.

Los diputados no pueden pertenecer a más de tres comisiones ordinarias y para la integración de las comisiones se debe observar la pluralidad de los grupos parlamentarios del Pleno.

En el Senado de la República no pueden participar en comisiones ni el presidente ni los vicepresidentes de esta cámara; su junta directiva se conforma de un presidente y dos secretarios.

La integración de las comisiones en la Cámara Alta también se define durante el primer mes de la Legislatura, cada una se forma con hasta 15 senadores y cada uno en lo individual no puede pertenecer a más de cuatro comisiones.

El Senado tiene como peculiaridad que el análisis y la dictaminación de las iniciativas de ley las hacen las comisiones en conjunto con la Comisión de Estudios Legislativos, de tal forma que ésta es una las más importantes en la Cámara Alta.

La integración de comisiones en la Cámara de Diputados y en el Senado se realizará de acuerdo a la distribución de grupos parlamentarios.

De acuerdo con la ley, los senadores de Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza no conforman grupo parlamentario puesto que no cuentan con el mínimo requerido de cinco legisladores.

Por esto, la Junta de Coordinación Política no tendría la obligación legal de incorporarlos en comisiones. Sin embargo, se espera que por consideración política sean incluidos en alguna comisión.

¿ESPECIALIZACIÓN?

Las comisiones en San Lázaro con mayor importancia pública y carga legislativa tradicionalmente han sido las de Gobernación, Hacienda y Justicia.

Una muestra histórica de su importancia es que las comisiones de Gobernación entre 1917 y 2000 dictaminaron el 53% de las iniciativas que recibieron.

Las comisiones con más reflectores en el Senado son Estudios Legislativos, Gobernación, Hacienda y Justicia.

Habremos de verificar en los próximos días cuáles son los criterios de integración de comisiones que utilizaron los grupos parlamentarios, la Junta de Coordinación Política y los Plenos de cada cámara.

¿Tomarán éstos en consideración la experiencia y perfil de cada legislador?

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario