MARÍA AMPARO CASAR

Opinión: ¿Se logrará la alianza entre PAN y PRD?

Print Comments

Por María Amparo Casar  @amparocasar
   0 Comentarios

María Amparo Casar es licenciada en Sociología por la UNAM; maestra y doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la University of Cambridge, King's College; catedrática e investigadora del Departamento de Estudios Políticos del CIDE; columnista en el diario Reforma; miembro de los comités editoriales de la revista Nexos y el Fondo de Cultura Económica, y colaboradora en espacios de análisis como el programa Primer Plano de Once TV México.

***

La semana pasada los coordinadores parlamentarios y las dirigencias nacionales de PAN y PRD dieron a conocer una doble intención: formar alianzas electorales en los estados en los que habrá elecciones en el 2013 y formar una especie de bloque legislativo sexenal.

Su propósito: ser un “dique democratizador contra el PRI”; enfrentar el autoritarismo del PRI.

De las alianzas electorales nos ocuparemos cuando se formen. En el pasado tuvieron éxito para arrebatarle el poder al PRI en algunos estados en los que nunca había habido alternancia: Puebla, Oaxaca y Sinaloa. En la práctica esos gobiernos no funcionan como gobiernos de coalición. Se identifican más con un partido u otro o simplemente con el poder personal del gobernador.

De un bloque legislativo sexenal habría que dudar al menos por dos motivos.

Primero, las declaraciones no fueron acompañadas de un programa general a impulsar. Vaya, ni siquiera de la formación de un grupo de trabajo o comisión para analizar las reformas que los grupos parlamentarios del PAN y del PRD quisieran ver hechas realidad.

Segundo, la experiencia de los 15 años de gobiernos sin mayoría en los que ha habido un presidente del PRI –Zedillo- y dos del PAN –Fox y Calderón-, no respaldan la expectativa de que se concrete un bloque legislativo de éste último partido y el PRD.

Lo que hemos visto en estos años son algunas alianzas ad hoc según el tema de que se trate y según la coyuntura por la que se atraviese. Pero más que esto, lo que la investigación muestra son algunas regularidades en el trabajo parlamentario: los partidos más proclives a formar alianzas entre sí son el PRI y el PAN; el PRI es el partido que participa prácticamente en todas las coaliciones que se forman cuando una iniciativa es aprobada en el Congreso; el PRD es el partido que más se excluye de las coaliciones ganadoras en ambas cámaras.

La historia no tiene por qué repetirse pero sin asidero en la conducta parlamentaria del pasado y sin un compromiso serio que haga creíble la formación de un bloque legislativo sexenal entre PAN y PRD para impulsar una agenda de políticas públicas compartida, no tenemos por qué darle crédito a la palabra de los coordinadores parlamentarios de esos partidos.

***

Las opiniones de los colaboradores y los usuarios de ADNPolítico.com no representan el punto de vista de este sitio ni el de Grupo Expansión.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario