OPINIÓN

@ChumelTorres: Las 3 decepciones del primer mes de 2013

Print Comments

Por Chumel Torres  @ChumelTorres
   0 Comentarios

Chumel Torres es twitstar, ingeniero y, dice, "príncipe de los nerds".

***

¿Recuerdan cuando vieron al payasito desmaquillado y fumando afuera de la fiesta?¿Sí? Con todos los artilugios con los que nos había conquistado, metidos en una maleta vieja, se subía con cara de maleante a su Renault café. (Yo lo recuerdo como si fuera el 14 de Mayo de 1990). Pues así empieza este año para mí.

El 2013 no está empezando muy padre que digamos.

Si pudiera resumir los primeros 30 días del año diría que fue en el que cayeron algunos ídolos, bueno no “cayeron” precisamente, digamos que fue más bien un “se les vio lo no TAN ídolo” y tengo mis razones. Pásele a ver.

Caso 1. “El regreso del Subcomandante Marcos”. (Ya sé que “nunca se fue”, pero no lo habíamos visto en las noticias últimamente ¿ok, zapatistas de Starbucks?).

Así es, el caballero andante de la selva chiapaneca volvía a la defensa de los indígenas después de tanto tiempo.

Cuando vi que había un nuevo comunicado a sus “críticos chafas”, pensé “¡Eso, chingón!, al fin alguien con los huevos para decirles a las ratas del gobierno lo que pensamos.

Veamos qué tiene que deci… ¿un dibujo? Bueno… igual el Subcomandante siempre ha tenido una ironía despiadada y un refinado sarcasmo, veamos de qué los acusa a estos malnacid… ¿“El Final de Lost y de Dr. House”? ¿“Kim Kardashian”? ¿“Por su culpa perdió Jaguares”? ¿“El martillo de Thor”? ¿“QUE PASE EL DESGRACIADO”? ¿Es neta, Marcos?

¿Dónde quedó aquel speech mojadorsísimo que Maldita Vecindad incluyó en una de sus canciones?,  ¿y las palabras que me sacaban las lágrimas cada vez que salías al lado de una indígena en Ocosingo?, ¿y tu discurso en la UNAM?, ¿y tus poemas en el INAH? ¿Qué pasó, Marcos? No seas el tío borracho de los comunicados de prensa, baby.

Luego vino una “Guía para entender la carta gráfica” y tantito peor: frases como “Nerd is hot”, referencias a Lionel Messi, “Los zapatistas son como el Doctor House”. Ay Dios mío. ¿O debería decir: “OMG”?

Caso 2. “El beso de Sicilia”.

Otro al que también le pasó lo mismo fue al poeta Javier Sicilia. Todos lo recuerdan por las marchas por la paz a lo largo y ancho de México y por ser un impulsor de los derechos de la víctimas de violencia en el país.

Pues el señor Sicilia (a quién por respeto llamaré “Sisi”) en su discurso en la ceremonia de publicación de la Ley General de Víctimas dijo palabras tan dulces al presidente, que casi podía escuchar la canción de Titanic de fondo, mientras el Cocodrilo Dundee de la lucha por la paz grita que es el rey del mundo. Y es que siento que no se vale este comportamiento de un activista que alguna vez casi rayó en lo majadero en su entrevista en Arizona frente a Joe Arpaio: sangrón, atacante, severo, levantando la voz. ¿Y ahora? “Usted sí cumple, señor Don Peña Nieto”… “El buen amor ha salido al encuentro de las víctimas”. ¿Neta? Give me a break!, diría Marcos.

¿Pero qué cambio hubo en Sisi con respecto al pasado Gobierno? ¿Por qué hace seis años no dejaba de dar lat… luchar por la paz? ¿Qué hay ahora de diferente? Ah, sí… el presidente.

¿Ya vieron? Esto, niños, se llama “detectar un patrón”…

Caso 3. Cortinas de humo francesas.

¿Vieron lo que hice ahí? ¿No les da orgullo? Sólo con el título supieron la conexión que voy a hacer, exacto.

El tercer tema en nuestro conteo de decepciones del 2013 (en su primer mes, chale) viene de mano de dos cosas un poco complejas.

Por un lado, el IFE decidiendo que no había evidencias de la triangulación de dinero a la campaña presidencial del PRI por medio de cierta institución bancaria (a quien llamaré, digamos,… MONEX) que metió 50 millones de dólares a la campaña de cierto candidato (a quién me referiré con el nombre clave de E. Peña Ni… no, Enrique P. N… no, no, EPN… sí) a pesar de haberse demostrado que los depósitos fueron hechos por empresas fantasma, pero la noticia quedó velada por el escandalazo de la liberación de Florence Cassez. 

La historia de Cassez tiene más agujeros que los bolsillos del asalariado: la extraña manera en que la Suprema Corte resolvió el asunto, el montaje de García Luna que primero la Suprema Corte de Justicia dijo  que no era determinante y al último por fin sí lo fue, Loret de Mola diciendo que no sabía que era un montaje, la asistente de Loret diciendo que sí le dijeron con tiempo, Florence libre por “fallas al debido proceso” pero su novio Israel Vallarta aún preso. Verdades a medias y una historia tan dramática que bien podría ser una nueva telenovela: Marié Mercedeaux.

Lo único que hace sentido en este final del 2013, son las palabras de Ezequiel Elizalde quien, con un nudo en la garganta, dijo que “este país es una porquería” y, créanme, si yo viera a la secuestradora que me daba a escoger si me mochaba una oreja o un dedo para enviarlo a mi familia, hubiera usado un lenguaje mucho peor.

Mis motivos para no ser tan fan de este año que empieza se resumen en estas líneas, pero aún mantengo la esperanza de que todo vaya encontrando su cauce, y si no sucede, emplearé las palabras de ese Marcos que me encendía el corazón hace diez años: “Si el mundo no tiene lugar para nosotros, otro mundo hay que hacer”. Hagámoslo.

***

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente a Chumel Torres

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario