SOCORRO CESEÑAS CHAPA

Opinión: Escuchar, el requisito para ser un buen legislador

Print Comments
Califica el desempeño de este personaje a partir de esta nota:
María del Socorro Ceseñas Chapa
María del Socorro Ceseñas Chapa VER PERFIL
Promedio global

Por Socorro Ceseñas Chapa  @socorrocesenas
   0 Comentarios

Socorro Ceseñas Chapa es diputada federal por el PRD; es profesora egresada de la Escuela Normal Miguel F. Martínez de Monterrey.

***

La nación requiere de sus mejores hombres y mujeres para una labor tan grande como es servir a través del Poder Legislativo.

La pregunta de si deben tener un título o no se vuelve algo complejo, pero si tuviese que dar una respuesta, sería un “no”.

Si lo dejara así, muchos considerarían que justifico que gente sin títulos llegue a dichas posiciones, mientras que otras personas que se prepararon y que llegan a tener la intención de representar a sus conciudadanos, se queden fuera. Pero la situación es más compleja.

Siendo una diputada que cuenta con una licenciatura y habiendo impartido clases, puedo señalar que no todo el que estudia una licenciatura está facultado para ocupar un cargo; existen personas que estudian licenciaturas y no lo aprovechan, y bajo esta idea, ¿esa persona, por un título, merece representar a la población?

Las y los legisladores nos debemos a la nación, y existen personas en este país que al no tener la oportunidad de estudiar una licenciatura, se relacionan con sus vecinos, en sus trabajos, en sus ejidos y comunidades... En pocas palabras, personas que hacen política ya que se les cerraron otros caminos.

Si yo dijera que sí, que es necesario el título, tendría entonces que señalar que la cobertura en educación media superior es muy baja, mucho más la educación superior.  Si yo dijera sí, hablaría de elitizar al Congreso, cerrar espacios a esa inmensa mayoría de la población que no tiene título; no sabemos cuánta gente que no tiene título es porque así lo decidió y cuánta gente no lo tiene porque no tuvo la oportunidad.  

Más que un título, los Congresos requieren de hombres y mujeres comprometidos con la patria; se necesita gente comprometida con las luchas y movimientos sociales justos, y no gente con títulos probablemente comprados, que quizás responden a los intereses de unos pocos.

Ahora, si se considera que el título les puede permitir cometer menos errores en sus propuestas, o análisis más  profundos, también difiero.

Cuando un tema es demasiado importante, solemos pedir tiempo y visitas de gente especializada en el tema en turno. En esta Legislatura no ha podido ser así dada la necesidad del Ejecutivo de reformar sin pensar.

Pero no me sorprende que no reflexione y pida a expertos que se haga el debate porque, pese a su licenciatura, sabemos que el presidente de la República responde a intereses de minorías.

Ser político y estar en el Congreso significa escuchar a los campesinos, a los obreros, pero también al empresario comprometido con México, así como a los expertos. Y escuchar es un don que puede poseer cualquiera, pero que, desafortunadamente, muchas personas con licenciatura olvidan... Y entonces comienza la arrogancia.

***

Las opiniones de los colaboradores y los usuarios de ADNPolítico.com no representan el punto de vista de este sitio ni el de Grupo Expansión.

Califica aquí el desempeño de María del Socorro Ceseñas Chapa a partir de esta nota

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario