OPINIÓN

Búrquez: ¿Por qué voté en contra de las leyes de telecom?

Print Comments

Por Francisco Búrquez  @Pancho_Burquez_
   0 Comentarios

Francisco Búrquez es senador de la República y vicecoordinador de Política Económica del PAN en el Senado.

***

El pasado 4 de julio, se votó la Ley secundaria en telecomunicaciones en el Senado. Voté en contra de ella.

A pesar de los grandes avances en cuanto a beneficios para el consumidor en telefonía e internet (más competidores, mejores precios y servicios, eliminación de Larga Distancia y Roaming) se mantienen privilegios para el monopolio de televisión en todas sus modalidades (abierta, cable y satelital).

Estos beneficios se alcanzaron gracias a Acción Nacional, que durante años ha enfrentado esta lucha, mismos que se habían negado mientras el PRI fue oposición.

Sin embargo, la Ley de telecomunicaciones, tal como se aprobó por mayoría, tiene grandes fallas:

1- Premia al monopolio en TV satelital y por cable, al no ponerle límites para que siga creciendo y monopolizando. Esto se dio al incluir a última hora un artículo transitorio noveno que permitirá al monopolio televisivo, que hoy tiene más del 60% en el mercado de TV restringida, no cumplir con la Ley Federal de Competencia Económica, y concentrarse sin ningún límite en ese mercado.

2- La redacción de la Ley Secundaria en Telecomunicaciones no respeta el espíritu de la redacción de la reforma constitucional aprobada hace meses.  Se utiliza una mala definición de preponderancia por sector que evitará al monopolio televisivo de ser regulado efectivamente.

3- Disminuye la capacidad del órgano regulador antimonopolio (IFT) y en cambio protege a monopolios televisivos de la competencia, impidiendo a la empresa preponderante en telecomunicaciones ofrecer servicios de televisión.

Voté en contra de la Ley secundaria en telecomunicaciones por los enormes efectos negativos  que tendrá en la vida del país: la protección sin límite al monopolio de televisión sin duda afectará la calidad informativa para generar opinión pública, lo que da lugar a una alianza política entre el gobierno federal, el PRI y el monopolio televisivo, con la consecuente amenaza a la democracia en México.

En una balanza entre los efectos económicos en telecomunicaciones y los efectos políticos en la vida democrática de México, en conciencia decidí votar en contra de la legislación.

*** 

Las opiniones de los colaboradores y los usuarios de ADNPolítico.com no representan el punto de vista de este sitio ni el de Grupo Expansión.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario