#Mundial2014

Opinión: Con las reformas, no nos vaya a pasar como a Brasil

Print Comments

Por Édgar Guillaumin  @guillaumin
   0 Comentarios

Édgar Guillaumin tiene estudios de Licenciatura y Maestría en Derecho Corporativo, cursa un Doctorado en Planeación Estratégica y Políticas de Desarrollo en la Universidad Anáhuac. Cuenta con más de 10 años de experiencia en relaciones gubernamentales e institucionales. 

***

Sin precedente alguno, se han elevado las críticas hacia la FIFA por los supuestos apoyos que ha recibido la selección brasileña a lo largo de sus partidos en este Mundial, el arbitraje ha sido burdo y claramente inclinado a favor del equipo sudamericano, lo que le llevó a disputar la semifinal contra el sólido equipo alemán, el cual fue una aplanadora total.

Desde el inicio de la copa mundialista, expertos señalaron que no se veía la magia brasileña en la primera fase de la contienda, nunca apareció la contundencia de un equipo que realmente pudiera aspirar a levantar la copa en el estadio Maracaná; sin embargo, fueron pasando de “panzazo” a las siguientes rondas hasta encontrarse con un rival que no dio la menor oportunidad y con un fulminante 7-1, mató la esperanza de todo un pueblo de ver coronada a su selección, pero sobretodo evidenciando la fragilidad de su equipo.

No es suficiente tener las ganas de triunfar, se requiere de una estructura sólida de equipo, de la suma de los talentos individuales y de una visión conjunta hacia un mismo objetivo.

Lo mismo nos puede pasar en México, estamos inmersos en un proceso, que aún no termina, de reformas estructurales que van desde la materia educativa, pasando por la fiscal, político-electoral, energética y de telecomunicaciones. El camino ha sido complicado y lleno de acuerdos y “alianzas” poco sólidas entre las distintas fuerzas políticas.

Es muy probable que al final de este año se haya culminado el viacrucis legislativo con la aprobación de todas las leyes secundarias que darán vida a las reformas estructurales.

Sin embargo, es importante cuestionar si el marco jurídico que se está construyendo, los acuerdos políticos y el apoyo de la ciudadanía son lo suficientemente sólidos para que se vean cristalizadas las aspiraciones y expectativas que se tienen en México.

No sea que vayamos a llegar a la “semifinal” pasando de "panzazo" y nos arrolle una aplanadora de 7-1.

***

Las opiniones de los colaboradores y los usuarios de ADNPolítico.com no representan el punto de vista de este sitio ni el de Grupo Expansión.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario